"Cada usuario puede añadir algo y es posible realizar una especie de historia interminable. Llegados a este punto, desaparece la clásica noción de autor y se pasa a disponer de un nuevo modo de implementar la creatividad."

Umberto Ecco
"... cuando la unidad está compuesta por cosas diversas, y cada una añade algo ala otra -proceso mediante el cual se armonizan- entonces la unidad alcanza su perfección"

Emanuel Swedenborg

miércoles, 25 de febrero de 2009

por estas tierras, el séptimo hijo varón, al llegar a la edad madura y enamorarse, queda condenado a vagar las noches en que la luna es redonda, como lobizón. un gran documento, rodado por Leonardo Favio, desarrolla este tema: "Nazareno Cruz y el lobo". ruego que este expediente sea revisado antes de ser censurado en mis afirmaciones.
video

para mitigar esta "maldición"-la imposibilidad de amar sin temor de estos seres-, es que aquí, en Argentina, se ha estipulado que los séptimos hijos varones sean apadrinados por el presidente de turno (hoy parece que este designio alcanza a las mujeres), pero ¿qué poder podría tener esa investidura?

los presidentes no son ni ungidos con aceite, ni sometidos a ritos en donde aprendan de ciencias negadas al común de los mortales -aunque mucho sepan de ciencias oscuras-, ni seres muy diferentes del vulgo.

entonces?...

4 comentarios:

merce dijo...

Sonoio, me parece muy interesante este texto, para volver a leer, con calma.
La pelicula...intensa.!!!

Un beso.

Anabel Botella dijo...

Los dos premios son para todos vosotros. Recógelo si quieres y ponlo en tu blog.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario

Roxanne dijo...

¿Y los vampiros? Yo sabía que los vampis también tenían relación con la luna llena (pero no hacía falta ser séptimo hijo de séptimo hijo lobizón), tal vez les crecían más los colmillos o se volvían más fuertes...

Y sí... Que garrón ser séptimo hijo/a varón o mujer, lo que deben ser las cargadas en el colegio al enterarse que la Cristi es tu ¿madrina?

ade dijo...

- Me acorde de "Nazareno Cruz y el lobo", la pelicula de Fabio, adonde estaba el lobizón y la lechiguana. Camero era un pendex, y Alcon uno de los demonios más hermosos que vi en mi vida. Los podriamos llevar a la luna, dale, que vayan todos. Un beso. Ade