"Cada usuario puede añadir algo y es posible realizar una especie de historia interminable. Llegados a este punto, desaparece la clásica noción de autor y se pasa a disponer de un nuevo modo de implementar la creatividad."

Umberto Ecco
"... cuando la unidad está compuesta por cosas diversas, y cada una añade algo ala otra -proceso mediante el cual se armonizan- entonces la unidad alcanza su perfección"

Emanuel Swedenborg

domingo, 22 de febrero de 2009

como buen jardinero, alejandro, encontró al conejo de la luna

Cuenta una vieja leyenda balcánica: “Que antes de que la tierra fuera habitable todos los animales tenían su morada en la luna, allí pasaban sus días en completa armonía, su razonamiento era superior a los reptiles que comenzaban a poblar el planeta. No había disputas entre ellos, no había líderes ni necesidad de matarse los unos a los otros para alimentarse, ya que los Dioses les daban todo el alimento que ellos querían. Esta paz duró miles, tal vez millones de años, pero un día las cosas tenían que cambiar.Los Dioses habían decidido que la era de los hombres debía comenzar en la tierra y para esta nueva raza seria necesaria la compañía de los animales de la luna. Los hombres necesitarían pieles para vestirse, carne para alimentarse y la fuerza motriz de las bestias para algunas tareas…Los Dioses se presentaron ante los animales y los instaron a abandonar la luna. El león quizás el mas temerario se atrevió a desafiarlos insultándolos en la cara…los Dioses tomaron formas monstruosas, temibles y los maldijeron, de ahora en mas los animales solo se valdrían de su instinto para sobrevivir, siendo así privados para siempre del raciocinio.Con el rabo entre las piernas todos huyeron al ver las formas monstruosas que los Dioses habían tomado. Todos menos Bunny, un pequeño conejo blanco y hermoso.Bunny se quedó parado en su cráter observando a los Dioses de manera desafiante, si de algo había estado seguro en su vida era que jamás se iba a marchar de la luna…Ndaúli el Dios padre, gruñó al pequeño conejo y este permaneció inamovible, luego intento quemarlo con fuego, pero Bunny se zambulló en su cráter y se perdió en el interior de la luna…Nadie jamás se había opuesto de esa manera a los Dioses.Ndaúli reflexionó: -Si tanto vale para ti este lugar tan inhóspito y polvoriento, entonces tal vez merezcas quedarte.-No valoro este lugar –respondió el conejo –es que la tierra se ve tan hermosa desde aquí.Los Dioses se marcharon y el pequeño conejito blanco se quedó en la luna, dicen que desde cierta parte del mundo si miras con atención puedes ver la cara del pequeño Bunny observándote.Vieja leyenda contada a los niños en los países balcánicos.






texto e ilustración: alejandro g. golan

http://jardindekaos.blogspot.com/

http://sivamostodos.blogspot.com/

5 comentarios:

Lilya Nuratis dijo...

es preciosa la leyendra de Alejandro!!!!!!!!

me encanto la ilustracion!!!!

(como el principito diria!! dibujame un conejito!!!)

Besos!!!
Lilya

LUX AETERNA dijo...

Bien por el conejo! el seguramente está mejor que todos nosotros y el sabe unicamente que esa de Amstrong es puro verso, y desde allá se debe de burlar de todos nosotros.
Bunny te envidio

PD: Bugs Bunny será por esa leyenda????????????????

Ava Gardner dijo...

Que boniito!
Lilya nombró al Principito...
y yo quiero...

Eruan dijo...

Precioso el cuento.

Me encanta la idea de que el conejito no queria irse a la tierra por que se veia muy hermosa desde la luna... si estuviese en ella no podria apreciar su belleza U///u

oenlao dijo...

muy bien x alex