"Cada usuario puede añadir algo y es posible realizar una especie de historia interminable. Llegados a este punto, desaparece la clásica noción de autor y se pasa a disponer de un nuevo modo de implementar la creatividad."

Umberto Ecco
"... cuando la unidad está compuesta por cosas diversas, y cada una añade algo ala otra -proceso mediante el cual se armonizan- entonces la unidad alcanza su perfección"

Emanuel Swedenborg

viernes, 15 de enero de 2010

Ahí está la luna...


Nadie ha vivido tanto como yo. Nadie ha amado a las estrellas (a las lunas y a los planetas) con tanto fervor, con tanta alegría, con tanta pasión. Sí, soy un viajero estelar. Un curtido veterano del Cosmos. Un Matusalén del Universo.

Y (lo aclaro) me gusta mucho ser el que soy.

autor: Carlos Alberto Arellano

Gigantes que desaparecen

sivamostodos

44 comentarios:

melilustra dijo...

siii, mucha poesia!, me encanta!! =) saludos y bella imagen!

ADELFA MARTIN dijo...

Pues a ese Matusalèn del universo yo le envìo un caluroso saludo...hermoso regalo...

abrazos

Ráfaga dijo...

una noche de luna...

Nalda dijo...

Eso sí que es tener convicción.

Muak

*Luna dijo...

Muy bello como siempre la imagen me gusta es linda
un beso y feliz fin de semana

Migue dijo...

Hermosa ilustración y lo que decís, con tu permiso, me sumo a tu viaje..
un saludo
Mogue

Pan Casero dijo...

Melisa habla de poesía. Y sí, yo creo que hay mucha poesía en el espacio. En mis largos viajes por la galaxia de la Vía Láctea, he visto increíbles maravillas. Me gustaría explicar ahora lo que siento, pero no soy poeta. ¿Cómo podría encontrar las palabras adecuadas? Pero sí, claro que sí, Melisa tiene razón, hay mucha poesía en el Universo. Y yo ¿por qué no decirlo? me siento un hombre privilegiado por haber sentido esa poesía en mi carne, en mis huesos, en mi sangre.

¡Saludos, Melisa!

Manucho dijo...

Aaah, Ráfaga. Te cuento que hice clic en tu enlace. Te cuento también que me gustó «Luna». Una canción muy entretenida. Yo creo que esa muchacha a la que tanto quieres, debe ser muy especial. Eso es lo que creo. Por eso has puesto a la Luna como testigo de tu amor. Me gustó el video de Youtube, Ráfaga, porque está lleno de gente alegre y bailarina.

Saludos.

Perro Tranquilo dijo...

Me gustó el abrazo caluroso que Adelfa le envió a Matusalén. Yo creo que Matusalén se va a poner muy contento con ese abrazo. ¿Por qué? Porque los astronautas que lo acompañan en sus viajes por la galaxia, cinco hombres y seis mujeres, son algo fríos y distantes. ¡Nada que ver con él! Lo sé, amigos, porque los conozco a todos. Especialmente a Porota, de la que alguna vez estuve profundamente enamorado. Así que, como ya dije, Matusalén se va a poner muy contento con el abrazo cariñoso de Adelfa. ¡Ya mismo me pongo en contacto con él!

En nombre de Matusalén, ¡muchas gracias, Adelfa!

Carloncho dijo...

Qué bueno que Migue se sume a este viaje sideral en «De Lugano a la Luna». He visitado su blog varias veces. Y quiero decir que me han gustado muy especialmente sus imágenes sobre la luna. Ahora recuerdo dos: «A la luna» (Una luna rosada y femenina) y «Con algunas canciones llegas a la luna en pocos segundos» (Una luna celeste y sonriente). También me gustaron «Amor en el agua» y «Va a nacer, bueno o malo, algo va a nacer».

Matute dijo...

Nalda dice que (Matusalén) tiene «convicción». Yo (que viajo con él en la misma nave) pienso que es un simple fanfarrón. Nada tiene que ver (aclaro) el hecho de que me haya quitado a mi novia hace dos o tres horas. A mi querida y preciosa Matilde. Eso es aparte. El hecho es que Matusalén siempre me cayó mal. Siempre. Desde el primer día. Cada vez que empieza a hablar del Universo, ese toquecillo poético que pretende darle a sus palabras, que son breves y torpes, se me revuelve el estómago. No sé. No sé. Ese tipo me cae muy mal. Así es la cosa.

Matusalén dijo...

Ya veo, Matute, que no pierdes oportunidad para «basuriarme». Desde que llegamos a la Luna estás hablando mal de mí. ¡En cuanto blog encuentras! Aclaremos: Matilde no te ama. ¡Nunca te amó, paparulo! Eso es lo que tienes que entender. Yo no te quité a Matilde. Matilde estaba harta de ti. Por eso corrió a mis brazos en cuanto me vio libre. ¿Está clarito? Y si te sientes solo, bueno, ahí tienes a Porota.

¡Saludos a todos los artistas de este blog!

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Carlos!! Me encantó!! No cabe duda que amas las estrellas con tanta alegría. Lo refleja la imagen amigo. En ella se conjugan la poesía y tus palabras.
Besossss

Daniela dijo...

Este Carlos Alberto Arellano es un astronauta de reconocido prestigio. Coincidí con él en una de las expediciones al espacio.

En los ratos libres de dedicaba a dibujar y fotografiar el universo. Recuerdo cuando hizo esta imagen, lo recuerdo como si lo estuviera viendo ahora mismo. ¡¡ Qué belleza de paisaje !! un espectáculo sin igual.

Esta imagen de la luna es bellísima, así como lo son todas sus obras.

¡¡ Nos vemos en el 2021 !!

Matute dijo...

¡Que te pan con queso, Matusalén!

Matusalén dijo...

¡Vete a freír churros, desgraciado!

Matute dijo...

¡Te viá matá, Matusalén! ¡Te viá partir en pedacitos!

Matusalén dijo...

¿Vos y cuántos más? ¡Haceme la gauchada! ¡Dejate de hablar pavadas!

Camilo dijo...

¡Carlos Alberto un reconocido astronauta! ¡No me haga reír, doña Daniela, que tengo el labio paspado! ¡Ése ñato es un aprendiz de brujo! ¡Jajaja!

Darío Fantacci dijo...

muy buenos trabajos en gral. disfrute mucho entrar por aca, hacia bastante que no pasaba. error.

Dario

SARITA ~ Contigo en la distancia dijo...

Carlos Alberto, me encanto tu creacion cibernetica - y si me encantaria hacer un viaje estelar y contemplar el Cosmos en toda su grandeza. En tu proximo viaje, me invitas y te acompano.

Ah, cuidado, ve preparado, me pongo bastante loquita cuando sale una luna llena. Ja, ja, ja!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Acabo de visitar «Maddine», el blog de Darío Fantacci. Me encantaron sus oscuras fantasías. Me hicieron pensar en algunas pinturas de un libro maravilloso: «Los vuelos de Ícarus», de la editorial Paper Tiger. Se lo regalé a mi sobrino Fernando cuando era niño. Lamento no haber comprado otro para mí. Ahora no lo veo por ningún lado. Entre los artistas que participaron en ese libro, recuerdo muy especialmente a Bruce Pennington y a Tim White.

Carlos Alberto Arellano dijo...

También visité «Sobre bocetos, diseños y poemas», el blog de Melisa Holmgren. En su última entrada, les cuento, Melisa dibujó un pajarito japonés. Sé que algunos no me creerán, porque he mentido muchas veces y nada me impide mentir otra vez. Pero anoche tuve un sueño. Y en el sueño yo estaba caminando por un parque oriental. Y en el parque, sobre un árbol frondoso lleno de flores blancas y rosadas, estaba el pajarito japonés de Melisa. Cuando desperté (a diferencia de lo que ocurre con el dinosaurio en el microcuento de Augusto Monterroso) el pajarito japonés ya no estaba allí. Y entonces llego al blog de Melisa y encuentro al pajarito de mi sueño en su última entrada. ¡Qué maravilla! Sé que no lo dibujé. Pero de algún modo siento que ese pajarillo me pertenece. ¡Jajaja! Mentira. Mentira.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Yo sé de una nave espacial, Sarita, que alguna vez emprendió un larguísimo viaje en dirección a Júpiter. En esa nave espacial, la Discovery, el computador HAL 9000 perdió el juicio y asesinó a cuatro astronautas. Sólo Dave Bowman, el Ulises moderno, escapó a la locura de HAL 9000. Para otra vez que me dé una vueltita por la galaxia, Sarita, te prometo que viajaremos en esa nave espacial, que es blanca y enorme, que alberga un impresionante drama en su interior, y que ahora (y para siempre) me pertenece.

NityaYang dijo...

Para soñar, sin duda. Lindo, muy lindo!

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Gracias, NityaYang!

Hablando de sueños, te cuento que ver en el cine «2001: Odisea en el espacio» (el clásico de ciencia ficción de Stanley Kubrick) cuando era niño, me causó una tremenda impresión. Esa dramática odisea filosófica en el espacio es (así lo siento yo) una especie de sueño gigantesco, descomunal, inmensurable. John Lennon, Charles Chaplin, Federico Fellini y Franco Zeffirelli (entre muchos otros) se sintieron maravillados por la película de Kubrick. ¡Charles Chaplin lloró en el cine! Y Franco Zeffirelli le envió este telegrama a Stanley:

¡Usted me ha hecho soñar con los ojos abiertos!

Posdata: Imposible apreciar la grandiosidad de esa vieja película en la televisión. Sin importar lo grande que sea el aparato. Y lo mismo puedo decir de «Metrópolis», de Fritz Lang.

¡Saludos!

Adrianina dijo...

Pintor de palabras llamaría yo al autor de este maravilloso texto; bello realmente.

Bso grande para todos los que construyen este sitio y uno especial para Ariel.;-)

Carlos Alberto Arellano dijo...

Acabo de visitar el blog de Gabriela Maiorano. Gabriela publicó un texto de Virginia Woolf. Ese texto tiene mucho que ver con la religiosidad que (casi todos) experimentamos al pensar en los misterios de la vida y del Cosmos. Quiero dejar ese comentario aquí, porque este blog tiene mucho que ver con eso.

Estas profundísimas palabras de Virginia Woolf, Gabriela, me llevaron a pensar en Leonardo da Vinci, cuya curiosidad no tenía límites. Y en «¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos?», la famosa pintura de Paul Gauguin. También en el personaje principal de una vieja fantasía, que (de pronto) se siente extrañado de tener dos manos y diez dedos. También en un amigo de Paul Gauguin: Vincent van Gogh. Vincent dijo alguna vez: «Tengo una terrible necesidad de… ¿diré la palabra? De religión. Entonces salgo por la noche y pinto las estrellas».

¡Muy buena entrada, Gabriela!

Migue dijo...

Gracias Carloncho, acabo de leer tus palabras aquí acerca de mis dibujos, me halagan mucho tus comentarios y me alegro que te gusten!
Un saludo cordial!
Migue

CORDOBESA dijo...

Un blog, un poco alucinante, aquí se anda entre estrellas, galaxias y planetas. Por cierto ¿hay alguien de Pandora por ahí?
Carlos Alberto astronauta empedernido si te pierdes dirígete a Pandora, allí todo es supergrande, seguro que encuentras algún dinosaurio o algún gigante que al momento desaparece. Un besote guapo y sigue con tus sueños y tu cariño por las estrellas.

Carloncho dijo...

¡De nada, don Migue! Un gustazo verlo de nuevo por aquí. (Don Ariel debe estar contento con tantos comentarios.) Aprovecho para contarle, don Migue, que también me gustó mucho su «Geisha in love». ¡Preciosa muchacha! ¡Preciosa! Se la ve feliz y satisfecha. Y claro. No es para menos. ¡Está enamorada! Perdidamente enamorada. ¿De un muchacho? ¿De la vida? ¿De su suerte? ¡Vaya uno a saber!

¡Otro cordial saludo para usted, don Migue!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Sí, Cordobesa, este blog es de otro mundo. Una brillante idea de Ariel.

¿El mundo de Pandora? ¿Te refieres a la película de James Cameron? ¿O a una juguetería? ¿O a la primera mujer creada por Zeus?

Aunque no estés pensando en la película de James Cameron, de todos modos te cuento que aún no la he visto. Pero doy por un hecho que me va a gustar mucho. ¡Me encanta la ciencia ficción! Tanto en el cine como en los libros. Isaac Asimov, Ray Bradbury, Arthur C. Clarke, Richard Matheson, Brian Aldiss, Theodore Sturgeon, son algunos de los autores de ciencia ficción que tuve el gusto de leer. Y en cuanto al cine, ya he mencionado «2001: Odisea en el espacio». Ahora agrego «Blade Runner», «Alien, el octavo pasajero», ««E. T.» y «Matrix Recargado».

Cuando James Cameron vio «2001: Odisea en el espacio», Cordobesa, dijo esto:

«Tan pronto como vi «2001», supe que quería hacer películas. La película me afectó mucho a diferentes niveles. No me podía figurar cómo logró Stanley Kubrick hacer todas esas cosas y lo que tuve que hacer era justamente aprenderlas.»

¡Gracias por la visita, Cordobesa! ¡Y riquísimas las alcachofas a la Montillana!

Dasniela dijo...

Camilo:

Yo tampoco me río, no porque tenga el labio partío, que lo tengo precioso, ja ja ja. Sino porque no tiene ninguna gracia. ¡¡ Vaya con el tío !!

¡¡ Qué sabrá usted !! No lo conocede nada.

Y si digoque he compartido con él expediciones al espacio es que la he compartido y punto.
Precísamente, la última ha sido a Pandora. De incógnito, por supuesto,y de color azul. Estabamos guapísimos y brillábamos en la noche.
¡¡ Anda que no volábamos bien sobre los Ikran !!

Una experiencia inolvidable.

Nos vemos en el 2021

María José dijo...

Carlos Alberto:

Me ha encantado la imagen, es como si estuviesa viéndo la luna desde el espacio.

En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.
(Gustavo Adolfo Bécquer)


Un saludo.

Camilo dijo...

Doña Daniela: Sepa que he soltado un grito pelado (¡AAAAAHG!) y me he caído de espaldas en el suelo al leer sus insolentes palabras. Mi señora y las cinco nenas, viendo lo ridículo de mi situación, se apresuraron a ayudarme. No fue fácil, se lo aseguro, pero de nuevo estoy sobre mis pies y con la frente bien alta. En primer lugar, doña Daniela, yo no soy tío de nadie. Mis hermanas, la Tota y la Porota, son solteras, Y todos sabemos, hasta el más lerdo, que se van a quedar para vestir santos. ¡Pobrecillas! Sobre al mentado Carlos Alberto… ¡Quién conoce a ese chango nieto? Pocos o ninguno. Si yo le digo que es un aprendiz de brujo, ¡arroje serpentinas al aire que es carnaval! Con eso quiero decirle, doña Daniela, que sé muy bien de lo que estoy hablando. A doña Pandora no la conozco, así que nada voy a decir de ella. En fin, doña Daniela, creo que ya le puse los puntos sobre las íes. Una buena lección le di. ¡Sí que sí! Así que, si me permite, sigo con mis cosas. ¡Y cuidadito con andar retrucando! Como me dijo Grillo (muy enojado) alguna vez: ¡Caramba!

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Qué alegría verte por aquí, María José! Te estaba extrañando. ¡Y qué grande Gustavo Adolfo! Ahora puedo recordar a mi madre recitando «Volverán las oscuras golondrinas, en tu balcón sus nidos a colgar, y otra vez con el ala a sus cristales, jugando llamarán». También me gusta mucho el poema que empieza así: «Yo sé un himno gigante y extraño, que anuncia en la noche del alma una aurora, y estas páginas son de ese himno, cadencias que el aire dilata en las sombras. Yo quisiera escribirle del hombre, domando el rebelde, mezquino idioma, con palabras que fuesen a un tiempo, suspiros y risas, colores y notas…».

No conocía esas palabras que Bécquer le dedicó a la luna. ¡Un hermoso pensamiento!

¡Gracias por la visita!

sahira dijo...

yo seria un gatito, y me gustaria serlo.



miau

María José dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
María José dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mª José dijo...

Camilo:

Se ha empeñado usted en meterme gresca, ¡¡ ehhh !!
¡¡ No me provoque que no respondo de mis impulsos!!

Y no crea que porque me llame Doña yo le voy a devolver el Don, que no , de eso ni hablar. ¡¡ Ni hablar del peluquín !!

¡ No será para tanto su caída ! A no ser que esté tan gordo, tan gordo, tan gordo ... que no pueda ni ponerse los colcetines.

¿ Cómo que no es tío? Claro que sí que lo es, es tío de primos, ja ja ja, casi todo el mundo es un tío.

Yo misma soy la tía de Perro Tranquilo, y de Carloncho. Usted sí que es un insolente, y no respeta hablar mal de otro delante de la familia. Y nada menos que ante el gran Matusalén, mi bisabuelo y tatarabuelo de Pan Casero y Carloncho.

¡¡ Ay qué ver como está el mundo !! ya no se respeta nada.

Retrunco, retrunco y vuelvo a retruncar, que los retruncadores no dejan nada pasar.

yo retrunco, tu retruncas, él retrunca, nosotros retruncamos, vosotros retruncais y ellos retrunca.

¡¡ Ale !! A retruncar se ha dicho ...

Tiempo al tiempo, que con el tiempo y una caña ... hasta las verdes caen.

Así ... con el tiempo todos conocerán el talendo de Don Carlos Alberto.

Otra cosa ... por supuesto que es un aprendiz de brujo, hace tiempo que lo sé, me lo dijo mi tatarabuelo Matusalén, que todo lo sabe ya que es descendiente del Mago Merlín.

No hay ninguna doña Pandora, ni la de la caja de nombre idem ni nadie que se llame así. Pandora es un lugar en el espacio donde nosotros somos los alienígenas.

Creo que ya le he cantado bien las cuarenta, sí.

Bueno, yo también me voy a seguir con mis cosas que es la hora de la cena.

Daniela dijo...

Camilo:
Se ha empeñado usted en meterme gresca, ¡¡ ehhh !!
¡¡ No me provoque que no respondo de mis impulsos!!

Y no crea que porque me llame Doña yo le voy a devolver el Don, que no , de eso ni hablar. ¡¡ Ni hablar del peluquín !!

¡ No será para tanto su caída ! A no ser que esté tan gordo, tan gordo, tan gordo ... que no pueda ni ponerse los colcetines.

¿ Cómo que no es tío? Claro que sí que lo es, es tío de primos, ja ja ja, casi todo el mundo es un tío.

Yo misma soy la tía de Perro Tranquilo, y de Carloncho. Usted sí que es un insolente, y no respeta hablar mal de otro delante de la familia. Y nada menos que ante el gran Matusalén, mi bisabuelo y tatarabuelo de Pan Casero y Carloncho.

¡¡ Ay qué ver como está el mundo !! ya no se respeta nada.

Retrunco, retrunco y vuelvo a retruncar, que los retruncadores no dejan nada pasar.

yo retrunco, tu retruncas, él retrunca, nosotros retruncamos, vosotros retruncais y ellos retrunca.

¡¡ Ale !! A retruncar se ha dicho ...

Tiempo al tiempo, que con el tiempo y una caña ... hasta las verdes caen.

Así ... con el tiempo todos conocerán el talendo de Don Carlos Alberto.

Otra cosa ... por supuesto que es un aprendiz de brujo, hace tiempo que lo sé, me lo dijo mi tatarabuelo Matusalén, que todo lo sabe ya que es descendiente del Mago Merlín.

No hay ninguna doña Pandora, ni la de la caja de nombre idem ni nadie que se llame así. Pandora es un lugar en el espacio donde nosotros somos los alienígenas.

Creo que ya le he cantado bien las cuarenta, sí.

Bueno, yo también me voy a seguir con mis cosas que es la hora de la cena.

Camilo dijo...

L'ultima goccia! L'ultima goccia! Io non rispettano nessuno in questo mondo! Rispettare i miei capelli bianchi, la signora Daniela! Guardate cosa mi arrabbio! E quando mi arrabbio, è possibile assemblare una rissa enorme. Se mi causa, la signora Daniela, rispondo delle mie azioni. I break tutto! Ogni break! Adesso me ne vado a casa. I'll essere scortese con tuo marito! Dove sono le chiavi della macchina! FAUSTA! Le chiavi, Fausta! La vettura chiavi! AAAGGGGG!

Daniela dijo...

Signore Camilo:

L'ultima goccia? Per me come se si spargono venti mille litri. Quello che non rispetta niente è lei. Io sono una signora dei piedi alla testa. Mi importa un cumino se ha canute o una calvizie. Camminagli, camminagli, irriti Lei lei signore Camilo!! e per calmarsi beve Lei un scacco matto bene cargadito che quello va bene per i changuitos nipoti come vos. "Dove stanno le chiavi, matarile, rile, rile, dove stanno le chiavi, matarile, rilerón, chimpón" Cómete quello fico fiorone di Daniela!!

Camilo dijo...

I don't take it anymore! Questo è il limite! La fine del mondo! Una bomba nucleare! Un uragano! Un terremoto! Una bomba nucleare! Una catastrofe naturale! Dio, aiutami!