"Cada usuario puede añadir algo y es posible realizar una especie de historia interminable. Llegados a este punto, desaparece la clásica noción de autor y se pasa a disponer de un nuevo modo de implementar la creatividad."

Umberto Ecco
"... cuando la unidad está compuesta por cosas diversas, y cada una añade algo ala otra -proceso mediante el cual se armonizan- entonces la unidad alcanza su perfección"

Emanuel Swedenborg

sábado, 1 de agosto de 2009

las gracias de la luna


Para estos tiempos de paranoia gripal y derechización política global, en el día que homenajeamos a la Pacha Mama, encontré un hallazgo, un maravilloso regalo que la luna nos hizo, supongo que lo dejó en lo que hoy se conoce como Paraguay
Yacy, la luna, paseaba desde siempre por los cielos nocturnos, observando maravillada y curiosa, bosques, lagunas, ríos y esteros. La belleza de lo que veía, sumado a los relatos de quienes habían visitado el mundo, la decidió junto con Araí, la nube, a pedir autorización a Kuaray, el sol, que aunque reticente, les permitió descender, advirtiéndoles que serían tan vulnerables como los humanos pero invisibles.
Absortas y asombradas ante tanto prodigio terrenal, no se percataron de un yaguareté hambriento qué las acechaba, y este, atento a la caza no oyó, ni vio venir el flechazo de un joven cazador guaraní que salvo a las diosas sin saberlo, pero que orgulloso y cansado por la excitación de lo obtenido, decidió descansar junto a su presa al pie de un árbol…
y soñó,
soñó, que dos diosas vestidas de blanco, cariñosamente le agradecían y una de ellas, Yacy le ofrecía un arbusto, que encontraría a la entrada de su pueblo, explicándole también como prepararlo.
Al despertar un tanto sorprendido, se dirigió a su tribu, y tal como había soñado encontró el arbusto y siguiendo las instrucciones de Yacy, tomó una calabaza hueca, molió las hojas de la hierba, las puso dentro, agregó agua y con una pequeña caña bebió el preparado, inmediatamente compartió con la tribu la bebida, y la calabaza fue pasando de mano de mano…
Así nació el mate


y así

yo también ofrezco a ustedes esta bebida ofrendada por la luna

pd: que alguno traiga bombilla

12 comentarios:

LUX AETERNA dijo...

buenísimo mi querido amiguito!! que buen post carajo, me gustó mucho hasta te lo copiaria ya que tengo en la ganchera algo sobre el mate.
Muy bueno y que lindo que hayas vuelto, se te extrañaba.
Abrazos

El Jardinero del Kaos dijo...

Un regreso con todo mi estimado.
un verdadero lujo!!!

un abrazo, ya se lo extrañaba

ADELFA MARTIN dijo...

AY AMIGO...te tardas...pero con cuanta enjundia regresas...¡hermoso!
Acepto la invitaciòn (por cierto que la bombilla es preciosa), un abrazo, y bienvenido...

Haifa dijo...

VOLVISTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!! :-)
Gracias por la bebida, que bueno tenerte de vuelta.
Besos

Juliett Farnesse dijo...

QUE BELLA HISTORIA, PRECIOSA MANERA DE ENGARZAR TODO. ME ENCANTO.

UN ABRAZO ENORME Y LUNATICO

andycobain dijo...

ayer fue mi cumple... hacen 29 años nacì en la hora de la luna >.< serà por eso que me gusta tanto el mate?
besos!!!

roger ycaza dijo...

Hola!, te envié una ilustración a tu mail pero nunca supe si te llegó, me avisas por favor.
Un abrazo!

www.rogerycaza.blogspot.com

oenlao dijo...

de leyenda....
yo tenia casi listo algo para mandarte aunque me faltaba el dibujo y Pigna en clarin escribio algo parecido. en la revista viva un numero sobre el alunizaje entre otras cosas.
igual te lo voy a mandar, site parece.

Patricia González Palacios dijo...

Es bueno tenerte de vuelta, ¿andabas en la luna tal vez?, cariños paty

ade dijo...

- Que hermosor Sonoio!!!!! el mate auna, vez, el mate abriga. Besos. Ade

cocò dijo...

Genial como siempre y para siempre!!!
saludos

merce dijo...

Buena elección del texto, bonito e interesante.

Precioso sigue tu blog.

Un abrazo grande Sonoio.