"Cada usuario puede añadir algo y es posible realizar una especie de historia interminable. Llegados a este punto, desaparece la clásica noción de autor y se pasa a disponer de un nuevo modo de implementar la creatividad."

Umberto Ecco
"... cuando la unidad está compuesta por cosas diversas, y cada una añade algo ala otra -proceso mediante el cual se armonizan- entonces la unidad alcanza su perfección"

Emanuel Swedenborg

martes, 10 de febrero de 2009

hoy popularmente se sabe, gracias a la saga de Harry Potter, de la existencia de los trasladores, más estos están restringidos al círculo de los magos y sus conocidos. entre nosostros siempre existieron, y no dudo del conocimiento y uso por parte de los legos. me refiero a los trasladores vegetales como la amanita, la achuma, el mismísimo floripondio; en el caso de estos, salvo que seamos shamanes o estemos guiados por uno, terminamos trepados de una palmera, o gateando en medio de una avenida absolutamente desconocida y transitada, en busca de nuestro hogar que queda muy, muy, muy lejos.
el asunto es que existe un traslador que me interesa, ya que nos lleva directamente a la luna, está en nuevo méxico y su funcionamiento es absolutamente sencillo: debemos colocar la mano izquierda en el momento justo que la luna grabada en la piedra coincida en forma y posición con la celeste, el ascenso es inmediato y el viaje en luna dura exactamente una vuelta al mundo.
aunque distintos investigadores desgañitan sus voces asegurando que la mancha de la derecha es la supernova del cangrejo, yo le respondo que son cantos de sirena y les recuerdo que no pueden usar sus títulos para satisfacer cierto espíritu de curiosidad morbosa, porque saben lo que esa mancha significa:
el traslador no garantiza el éxito del descenso.

texto: sonoio

4 comentarios:

TEFI dijo...

de repente me dio miedito experimentar...

Roxanne dijo...

Y... ¿si conseguimos un hada como Campanita que nos preste un poco de polvo de hada y vamos?
Perdón... la idea fue de Ari... siempre con su imaginación tan fantástica...

Haifa dijo...

¿Cuándo vamos?

oenlao dijo...

MUY BIEN ESCRITO